lunes, 27 de febrero de 2017

Adolescencia y Sexualidad

En los últimos artículos hemos estado trabajando sobre cómo fomentar la autoestima en nuestros hijos, cómo ayudarles a gestionar emocionalmente algunas situaciones o cómo combatir las injusticias o los abusos.

Hoy queremos acercaros a un tema que a veces resulta complicado de tratar, en el que muchos padres nos sentimos perdidos a la hora de afrontar ese cambio hormonal y tan importante en nuestros hijos… hoy queremos dar un poco de luz a la hora de hablar con nuestros hijos sobre sexualidad, ese tema tabú en algunas familias, ese tema tan importante para nuestros adolescentes, ese tema que les puede dar seguridad...

Hoy tu buenhijo mayor ha venido a casa con su mejor amigo. Llevan un par de horas en su cuarto, estudiando. Decides acercarte para decirles que es la hora de merendar y por la puerta entreabierta oyes esto:
– Pero, ¿que todavía no lo has hecho? Colega, espabila. ¿No querrás ser el último pringado?
– Es que Susana no quiere.
– Pues convéncela.
– Ya no sé qué decirle.
Te has quedado convertida en estatua de sal en la puerta, los ojos como platos, la mano a punto de tocar la puerta. El corazón te va a mil. Sólo puedes pensar: “¡13 años! ¡Tiene 13 años! ¿No debería hablar con él?”.




¿Cuál es nuestro objetivo?

Para hablar con nuestros adolescentes de sexualidad, antes debemos pensar qué queremos conseguir. No es lo mismo que nuestro objetivo sea evitar embarazos no deseados e infecciones de transmisión genital que querer transmitirles nuestros valores o querer ayudarles a que se conozcan, se acepten tal y como son para que vivan su sexualidad de manera satisfactoria (para él/ella y también para nosotras) o cualquier otro que podamos pensar.

Y es que cada chico, cada chica, es especial, no hay dos iguales porque hay un quillón de maneras de ser niño y de ser niña, igual que hay un quillón de maneras de ser hombre y de ser mujer, todas válidas y valiosas. La sexualidad, como alguna vez he comentado, es la manera en que cada uno se vive a sí mismo como el hombre o la mujer que es, por eso es mejor no hablar de sexualidad, sino de sexualidades.




Estamos seguros que estos dos artículos que os dejamos a continuación serán de gran ayuda… en ellos podéis encontrar tanto cómo ver el tema, qué nos encontramos, qué hay detrás de todo ello… cómo también algún consejillo para guiarnos en nuestro buen hacer y querer… esperamos que os gusten y os sean de ayuda.




Para leer los artículos completos, pincha en los enlaces.



Un saludo,

AMPA

No hay comentarios:

Publicar un comentario